English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 14 de octubre de 2011

EL HOMBRE NO PUEDE MORIR, NI AUN SI LO DESEA:



EL HOMBRE NO PUEDE MORIR, NI AUN SI LO DESEA:
SU PATRIA ES LA ETERNIDAD.

QUIEN ESTÁ ILUMINADO POR LA ETERNA VERDAD SABE ESTO Y NO TEME LA MUERTE.
OS ENGAÑÁIS CUANDO CREÉIS QUE EL HOMBRE ES LA ENVOLTURA FÍSICA; OS ENGAÑÁIS, PORQUE NO ES VERDAD. EL HOMBRE, EL “YO ETERNO”, ESTÁ DENTRO DE SU MEDIO, DE SU INSTRUMENTO FÍSICO-SENSORIAL.

EL CUERPO SOLO ES SERVIDOR, COLABORADOR DE AQUEL QUE PLANEA EN EL TIEMPO Y EN EL ESPACIO, FUERA DEL TIEMPO Y DEL ESPACIO.
EL CUERPO ES EL HABITÁCULO TEMPORAL DEL ESPÍRITU VIVIENTE Y OPERANTE EN LA DIMENSIÓN FÍSICA.

EL VERDADERO HOMBRE, EL REAL Y ETERNO NO PODRÁ MORIR NUNCA.
LA MUERTE DEL CUERPO ES LA CAUSA DE SU TRASLADO A OTRA SEDE, A OTRO PLANO OPERATIVO EXPERIMENTAL, EN OTRO HABITÁCULO IDÓNEO PARA MEJORAR LOS CONOCIMIENTOS, PARA REHABILITAR LOS ERRORES, PARA AMPLIAR LA CAPACIDAD EVOLUTIVA, PARA COMPRENDER, CADA VEZ MEJOR, LA FUNCIÓN DE LOS VALORES COMPLEMENTARIOS QUE INSTRUYEN EL CONTINUO DEVENIR Y EL CRECIMIENTO DEL SER MACROCÓSMICO.

MUCHOS SON LOS SENDEROS Y MUCHAS LAS EXPERIMENTACIONES QUE EL ESPÍRITU RECORRE Y EJERCITA.

LA INTELIGENCIA Y EL ESPÍRITU SON LA MISMA COSA.


DE HOARA
CON FRATERNO AMOR.
Eugenio Siragusa
trucos blogger